Descargas

Descargas

Amplía tu ludoteca y tu biblioteca rolera con el material que encontrarás en nuestra sección de descargas: juegos, relatos, fichas, manuales...

Galería

Galería

Reportajes gráficos de las jornadas, actividades y colaboraciones de Dado de Dragón. Para que nunca olvides unas jornadas.

Enlaces

enlaces

Aquí encontrarás montones de páginas para alimentar tus aficiones, y multitud de asociaciones con inquietudes como las tuyas.

 

Softcombat

Coge un poco de gomaespuma, esterilla, cinta americana y tubo de PVC o fibra de vidrio. Echale imaginación y crea tus propias armas, desde espadas y escudos a martillos a dos manos. Después queda con unos cuantos amigos y descarga adrenalina con combates épicos, batallas campales, duelos a espada o justas de caballería, con total seguridad.

El softcombat es una técnica lúdico-deportiva utilizada principalmente en roles en vivo de corte fantástico para simular los combates. No obstante, no hace falta estar en un rol en vivo para disfrutarlo. Tan solo hace falta algo de paciencia e imaginación para diseñar y crear tus propias armas y luego alguien con quien utilizarlas.

¿Te parece complicado? No lo es. Y aquí te lo demostraremos de manos de nuestro Herréro Único (que no Rúnico todavía) Sonriente


 

Seguridad en las Flechas

E-mail Imprimir PDF

Bueno hace tiempo que vengo tratando este tema en distintos foros. Y la conclusión a sido siempre la misma los materiales de construcción en un intento de abaratar costes y en demasiadas ocasión por las prisas hacen de las flechas algo que quiero tratar y estoy tratando en profundidad.

Aunar seguridad y dinero en rol es cuanto menos complicado por muchas razones.

Intentaremos hacer una recopilación de materiales y de técnicas de construcción de flechas de rol en vivo.

Los materiales comenzaremos por el vástago shaft de las flechas.

Tres son los vástagos que se usan en arquería en la actualidad

  • Madera
  • Carbono
  • Aluminio

La madera: tiene problemas a la hora de su rigidez haciendo que su “spin” o flexión sea difícil eso en arcos de pocas libras producen problemas de inestabilidad de la flecha.

El segundo y mas importante problema de las flechas de madera es que cuando rompen. Fracturan en ocasiones en astillas y aun así aunque no fracturen pueden partir con más facilidad que las de carbono aunque también dependen de la madera.

El carbono: el carbono tiene el componente de que resiste mejor que el aluminio el maltrato .pero sin embargo cuando fractura lo hace como el cristal en miles de astillas.

El aluminio. El aluminio es difícil de romper, se deforma con facilidad lo que lo convierte en menos peligroso. Si se rompe puede ser muy cortante, en cuanto a su deformación es antieconómico. Pues al primer pisoteo en una batalla campal deformara y la flecha ya no servirá.

Las puntas

Aquí entramos en un tema largo y difícil, el diseño y construcción de las puntas de las flechas es algo que como mínimo necesitaría estudio de la nasa y esto no es exageración en ninguno de los modos.

Asta donde nuestros medios dan según nuestras simulaciones y pruebas dan la aerodinámica de la flecha de la mayoría de los tutoriales de flechas de rol en vivo...

Es mala. Las flechas no son piedras. Si bien es cierto que en el rol en vivo las distancias en la mayoría de los casos no son grandes y casi siempre se lucha a media distancia. La aerodinámica sigue siendo importante porque lo ultimo que queremos es que la flecha se de la vuelta que es lo que ocurre en ocasiones,

La mayoría de las flechas son flechas del decatlón modificadas y es algo peligroso. La parte de atrás de las flechas son tan peligrosas como la parte de delante.

Además el plástico o polímero de los nock se parte con facilidad. Y cortan y mucho.

Otro problema son los elementos internos para evitar que la barrilla se vea expuesta se suele usar una moneda o cualquier elemento de protección o retención de la barrilla de la flecha. El problema es que como no contamos con los medios de construcción. Para fabricarlas de una sola pieza es difícil hacer que no se muevan esto hace que el golpeteo en plan “ariete” de manera interna produzca que las flechas puedan desbaratarse o abrirse asomando el alma de la flecha al exterior.

La solución a esto es cambiar los nock por nock de materiales mas blandos pero esto solo paliaría parte del problema no resolvería en ningún caso el problema de la intrusión en un ojo de la trasera de una flecha descontrolada.

Eso es algo que tenemos que tener en cuenta.

También se ha incluido en muchos reglamentos la prohibición de parar las flechas con armas o desviarlas de sus trayectorias. Evitando así el giro incontrolado de las flechas para evitar que den con la trasera.

Pero no es sencillo diseñar una flecha segura y que sea “realista” eso es un problema

Los dos modos radicales de solucionar esto es el uso de gafas de protección

A lo que todo el mundo grita y aclama ¡!!Legolas con gafas de protección??!!

Pues si señores las gafas de protección quedan tan mal como una morcilla en la punta. Para mi seria una de las mejores soluciones.

Si no son gafas de protección serian cascos y yelmos que protegieran los ojos. Pero el inconveniente seria por supuesto el gasto e inversión en estos materiales y por supuesto que no todos los roles y personajes usan este tipo de protección.

Se que en algunos roles en vivo se a cambiado la munición de arcos y ballestas por pelotas de tenis. Eso también solucionaría el problema. En el caso de las ballestas de manera muy eficiente, no en el caso de los arcos que tendrían que ser rediseñados y adaptados a esta munición, y por lo que se no muy eficientemente.

Aparte de que la gente dejaría de usar carcaj y otro tipo de atrezo porta flechas. Para llevar bolsitas con las pelotas.

Las plumas.

Bien como suele ocurrir las plumas son otro elemento a tener en cuenta yo e sufrido cortes feos cuando e tirado a lo medieval sin reposa flechas y sin guantes

Las plumas pueden ser sintéticas o naturales.

Los emplumados sintéticos son más duraderos pero pueden llegar a ser cortantes como ya he dicho. Aguanta mejor el maltrato y son sencillos de reparar.

Los emplumados naturales son para mis más seguros pues la flecha se pliega o se peina al impactar contra algo solido. Son más difíciles de colocar y de conseguir. Y de reparar. Pero a la larga en mi opinión son más satisfactorias. Encarece la flecha con mucho. Pero aerodinámica de las flechas es mejor.

Si bien es cierto que no vale cualquier pluma y si no se adquieren en una tienda de arquería. Las plumas de pavo. Oca y ganso son las ideales.

El problema de los emplumados de l decatlón es que la punta pesa demasiado y la pluma es pequeña para ese peso. Es necesario aumentar la superficie de la pluma para mejorar el vuelo de la flecha.

Conclusiones

Por lo que se la gente prepara su material apresuradamente e intenta hacerlo de manera barata y con material fácil de encontrar.

Se ponen problemas porque la seguridad requiere tiempo y dinero.

Mucha gente con la que e discutido sobre el tema de la seguridad aduce que prefiere asumir riesgos que cambiar su seguridad. El problema es que esto no solo afecta a uno, si no que afecta a segundas y terceras personas.

A lo que se me suele decir que para eso están los seguros de responsabilidad civil.

Un seguro solo nos da dinero solo palia el problema tras el accidente, no le pone solución.

En el Secreto de Camelot trabajos por encotrar un modelo de flecha mejor a las actuales . Pronto saldrán a la luz algunos modelos.

Última actualización el Domingo, 12 de Diciembre de 2010 22:45

Ametralladora Thomsom

E-mail Imprimir PDF

Para uno de los roles en vivo que organizamos para nuestras jornadas internas Cthulhu Noir me tocaba el personaje de un estricto fiscal, el problema era que la fiesta se desarrollaba en un Club lleno de gangsters. Por lo tanto, el equipo obligatorio que tenía que llevar mi personaje era una ametralladora Thomsom.

Aquí tenéis un resumen de los pasos a seguir para conseguir una a base de gomaespuma, PVC y cinta americana.

Mi mayor problema era la falta de tiempo (sólo tenía cuatro días para poder algo en condiciones), así que me plantee hacer una ametralladora sencillita con los materiales que tenía a mano.

Materiales de la thompson

  • Aglomerado de espuma de 330 de densidad.
  • Tubo de PVC de 25mm.
  • Coquilla gris de 22mm.
  • Cinta americana.
  • Látex para paredes.
  • Pegamento de contacto.
  • Pintura de color beige y negro.
  • Barniz con tinte.

Con el aglomerado de espuma hice el tambor de la munición, la culata y el agarre del cañón y el gatillo, la ventaja de este material que es suficientemente compacto como para cortar y tallar (ya sea con sierra o cuchilla), pero no lo suficientemente duro como para tenerme horas de tallado.

Con un trozo de 20x50cm de espuma de 3cm de espesor hice las tres piezas, recortándolas y dándoles un poco de forma con una segueta (y una sierra para metal en algunos sitios). Intenté redondear la parte superior (hacia dentro) en los sitios donde irían pegadas al tubo, para que tuviera la mayor superficie de contacto posible.

Una generosa cantidad de pegamento de contacto y un poco de cinta americana para asegurar, para que no se movieran las piezas hasta que secara del todo, y para que la ametralladora se pudiera agarrar sin miedo a que se desmontase.

Una vez seco esto con la coquilla gris forré el tubo desde la culata hasta el agarre del cañón, para asemejar el grosor de la ametralladora con respecto al cañón (aunque las ametralladoras originales tengan la forma cuadrada y la coquilla de una forma circular) y para tapar todos los puntos de pegado del tubo con las piezas de espuma.

Una vez bien seco todo, un par de capas de látex para paredes para poder pintar después. Aunque el látex para paredes no sea aconsejable para hacer espadas porque puede terminar cuarteándose por la tensión y los golpes, para cubrir piezas que no van sufrir mucho está bien por ser muy espeso y tapar cualquier hueco que quede mal (aparte que la espuma lo absorbe menos).

Luego una capa de pintura negra para las partes metálicas y una beige para las partes de madera (lo lógico hubiera sido usar una pintura marrón, pero recordemos que solo pude apañar lo que tenía a mano).

Para darle un aspecto de madera a la zona beige y un poco de aspecto viejo a las zonas metálicas, terminamos con una capa de barniz con tinte (el que se utiliza para muebles), que le dio el dibujo de vetas a la “madera”. En las zonas metálicas tras dar el barniz lo retiré en parte con un trapo (como si fuera betún de Judea), para que no se notase demasiado.

Última actualización el Jueves, 10 de Junio de 2010 05:02